Cómo combatir el estrés de forma natural

Cómo combatir el estrés de forma natural

¿Sabías que el 42% de la población sufre estrés de forma continuada? En este artículo descubrirás que el estrés es imprescindible para la supervivencia, pero también que en la actualidad supone un factor desencadenante para numerosas enfermedades y dolencias. El control del estrés es imprescindible para mantener un buen estado de salud, por ello te invitamos a seguir leyendo con atención para descubrir cómo combatir el estrés de forma natural.

¿El estrés es una enfermedad?

El estrés no es una enfermedad, es un mecanismo físico y mental de adaptación que forma parte de nuestra naturaleza humana. ¿Cuándo es necesario poner en marcha este mecanismo? Nuestro organismo desencadena las reacciones de estrés ante situaciones de miedo, peligro y tensión.

El estrés es una respuesta natural que aparece en numerosas etapas vitales y situaciones que requieren de una adaptación: trabajo, exámenes, atascos de tráfico, maternidad y paternidad, jubilación, mudanzas, duelo, enfermedades  o problemas emocionales.

La vida es dinámica y está repleta de cambios, el estrés es ese mecanismo que nos permite adaptarnos a los cambios, pues si el entorno cambia y nosotros no nos adaptamos, nos sería imposible sobrevivir.

 

Tipos de estrés

Existen distintos tipos de estrés en función de las afectaciones que se producen en nuestro organismo. Son los siguientes:

  • Estrés psicológico: Se asocia a eventos emocionales y puede ser simplemente causado por las presiones que enfrentamos diariamente en nuestra rutina. En muchas ocasiones, cualquier inconveniente se transforma en un verdadero problema. Este tipo de estrés causa tensiones mentales, afectando a nuestros pensamientos y haciéndolos repetitivos y negativos. Cuando este estado de alerta mental se sostiene en el tiempo, se ven afectadas también funciones como la digestión o la respiración.
  • Estrés físico: Podemos definir este estrés como la tensión que se acumula en el tejido muscular.  Es muy habitual empezar a sentir esta tensión en los hombros y en el cuello, aunque puede presentarse también en algunos músculos faciales, afectando a los ojos, la frente y las sienes.
  • Estrés metabólico: Este tipo de estrés lo suelen sufrir personas con mala alimentación, expuestas a sustancias tóxicas y también deportistas. Se conoce también como estrés oxidativo ya que se debe a un aumento de los radicales libres (moléculas inestables que dañan nuestro ADN). Frente a este aumento de radicales libres nuestras enzimas pierden eficiencia, produciéndose entonces la situación de estrés.

Combatir el estrés de forma natural

Tipos de estrés según su duración

También podemos diferenciar el estrés según la duración del mismo, en este sentido, la Asociación Americana de Psicología, establece los siguientes tipos de estrés:

  • Estrés agudo: El estrés agudo se presenta de forma puntual y ante situaciones presentes, por ejemplo, un accidente de tráfico, una entrevista de trabajo, la escolarización de los hijos o la preparación de un viaje importante. Si bien el estrés agudo ya se acompaña de síntomas, como no se sostiene en el tiempo, no causa daños importantes sobre nuestro organismo.
  • Estrés agudo episódico: Este tipo de estrés puede definirse como el estrés agudo que se presenta de forma repetitiva. Suele darse en personas muy autoexigentes, con muchos objetivos a cumplir y que viven con preocupación y angustia. Este estrés puede presentarse junto con episodios de ansiedad.
  • Estrés crónico: El estrés crónico es aquel que se sostiene a lo largo del tiempo, agotando los recursos adaptativos de nuestro organismo, tanto a nivel físico como a nivel psicológico.  Este estrés puede vincularse a experiencias traumáticas vividas durante la infancia, pero también puede ocasionarse cuando la sensación de peligro se da diariamente y no se disponen de alternativas para evitar este peligro, esto se suele ver en el estrés laboral. En este tipo de estrés, el organismo se mantiene en estado de alerta aunque no haya peligro alguno.

En el estrés agudo se da una reacción de alarma, cuando la adaptación a este cambio requiere un periodo de tiempo más prolongado o debe darse de forma progresiva, el organismo pasa a un estado de resistencia. Finalmente, cuando el estrés se prolonga de forma crónica, el organismo pasa a una fase de agotamiento, produciendo un gran deterioro de forma generalizada.

El estrés es una enfermedad

Efectos del estrés en el cuerpo

Cuando el cerebro detecta una situación que requiere de adaptación, estimula el hipotálamo, un centro de control del sistema nervioso, a partir de aquí, se inicia una comunicación interna cuyo objetivo es la liberación de ciertas hormonas. Estas hormonas son las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) y los glucocorticoides (cortisona y cortisol).

De hecho, el cortisol es conocido como la hormona del estrés. No obstante, los efectos fisiológicos del estrés están causados por el total de las hormonas que hemos mencionado anteriormente. Cuando son liberadas, producen estos efectos en nuestro organismo:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Aumento de la tensión arterial.
  • Constricción de los vasos sanguíneos.
  • Aumento de la tensión muscular.
  • Aumento de la coagulación sanguínea.
  • Reducción de la respuesta inmunitaria.
  • Incremento del ácido gástrico.
  • Aumento de la producción de glucosa en el hígado.
  • Pérdida de potasio y magnesio.
  • Aumento de colesterol y triglicéridos en sangre.
  • Pérdida de autocontrol.
  • Disminución de la actividad de las hormonas sexuales.
  • Aumento de la sensación de dolor.

¿Cuáles son los síntomas del estrés?

Ya hemos visto cuáles son los efectos fisiológicos del estrés y estos efectos se traducen en una gran variedad de síntomas.  Estos síntomas son las señales que nuestro organismo utiliza para avisarnos de cuál es su estado.

Es importante aclarar que una persona que sufra estrés no tiene por qué presentar todos estos síntomas, los mismos varían de un individuo a otro y se presentan con mayor gravedad en situaciones de estrés crónico.

Los principales síntomas del estrés son los siguientes:

  • Insomnio.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Acidez y dolor de estómago.
  • Erupciones cutáneas.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Cansancio.
  • Problemas de memoria.
  • Problemas sexuales.
  • Dolor de cabeza.
  • Tensiones musculares.
  • Conversación acelerada.
  • Disminución del rendimiento.
  • Ansiedad.
  • Trastornos en el ciclo menstrual.

Síntomas del estrés

¿Cuáles son las enfermedades asociadas al estrés?

El estrés no es una enfermedad pero sí puede ser un factor desencadenante de varias enfermedades.

Estas son las principales enfermedades asociadas al estrés:

  • Migraña.
  • Enfermedades virales y bacterianas.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Colesterol elevado.
  • Acné.
  • Mala circulación sanguínea.
  • Infarto de miocardio.
  • Angina de pecho.

Cómo combatir el estrés y la ansiedad de forma natural

No existe tratamiento farmacológico para el estrés. Los fármacos que se utilizan no tratan el estrés sino las enfermedades que ya han sido causadas por éste. Algunos ejemplos son los fármacos antidepresivos y ansiolíticos. Este es solo uno de los motivos por los que resulta muy importante combatir el estrés de forma natural, con respeto hacia nuestro organismo y actuando sobre todos aquellos factores que causan un estrés capaz de acabar con nuestra salud.

El mejor tratamiento natural para el estrés debería consistir en eliminar las causas que lo originan o aprender a realizar una buena gestión emocional de los cambios que nos ocurren, pero esto no siempre es posible, no al menos en un corto plazo de tiempo. A pesar de ello, no debemos perder de vista este objetivo, lo más importante es actuar sobre las causas del estrés.

Pero hasta que no puedas resolver las causas del estrés, es importante que puedas ofrecerle a tu organismo recursos que le ayuden a mantener su equilibrio y aumentar su resistencia frente al estrés.

Cómo combatir el estrés con alimentación saludable

La alimentación es un factor decisivo en la salud, de hecho, dietas deficientes en vitaminas también pueden ser causantes de estrés. Por lo tanto, para controlar el estrés es muy importante revisar nuestra dieta y modificarla de ser necesario.

Sabemos que el estrés puede llevar a la ansiedad, a su vez, la ansiedad puede canalizarse a través de la alimentación. Es fundamental que no comas en exceso si sufres estrés, lo recomendable es comer porciones moderadas pero de forma frecuente.

Es importante incrementar el consumo de frutas y hortalizas, especialmente de alimentos ricos en vitamina C, ya que nos ayudarán a fortalecer el sistema inmunitario.  Del mismo modo debemos evitar la deshidratación bebiendo suficiente agua.

No se recomiendan las bebidas que aumentan los efectos negativos del estrés, como las bebidas carbonatadas o las que contienen cafeína, como las bebidas energéticas, el café o el té.

Los alimentos procesados, los azúcares refinados, los conservantes o los fritos, tampoco deberían estar presentes en nuestra dieta cuando tratamos de combatir el estrés.  Si bien la glucosa es el nutriente del cual obtenemos energía, debemos obtenerla del consumo de legumbres, cereales integrales y frutas.

Da preferencia a los métodos de cocción como la plancha y el horneado, consume también suficiente pescado, ya que los ácidos grasos que contiene ayudan a regular el funcionamiento del sistema nervioso.

Cómo combatir el estrés con la alimentación

La música, una aliada en el control del estrés

Posiblemente no me creas si te digo que la música es un elemento que puede resultarte de gran ayuda en el tratamiento del estrés. Pero en este punto tenemos evidencias científicas que mostrar. Se ha realizado una revisión de ensayos clínicos que evalúa la reducción de la ansiedad y el estrés en pacientes enfermos del corazón.

Los efectos beneficiosos de escuchar música son los siguientes:

  • Reducción de la tensión arterial.
  • Disminución de la frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Disminuye la percepción del dolor.

¿Lo más sorprendente de estos ensayos clínicos? Los beneficios fueron mayores cuando los pacientes escucharon la música que les apetecía escuchar.  La música es una herramienta que nos permite expresar de forma saludable nuestras emociones, al expresarlas de forma saludable, el cuerpo no las expresa en forma de enfermedad.

Lo ideal es ponerte en manos de profesionales de la musicoterapia o arteterapia, de esta forma podrás obtener los mejores resultados.

Cómo combatir el estrés con música

Controlar los estados de nerviosismo

Ya hemos visto que el estrés pone a nuestro organismo en un estado de alarma físico y mental, pero si no controlamos esta respuesta, podemos acabar sufriendo ansiedad o incluso ataques de pánico.

Es fundamental controlar los estados de nerviosismo derivados del estrés, de no hacerlo, uno de los primeros problemas de salud que sufriremos será el insomnio. Si acarreamos tensiones emocionales durante todo el día, no podremos dejarlas a un lado antes de irnos a dormir.

Existen muchos remedios naturales para el nerviosismo, pero si estamos atravesando una época de estrés, debemos tener en cuenta aquellos remedios que podemos utilizar de forma segura en un periodo largo de tiempo.

Una de las mejores formas de controlar los nervios del día a día es el aceite esencial de lavanda, basta con inhalarlo para sentir su efecto calmante y regulador de las emociones. No importa qué situación te esté provocando estrés, puedes llevarlo siempre encima.

Otra opción excelente son las infusiones de valeriana, además, consumirlas también nos ayuda a ingerir suficiente agua.  La valeriana nos ayuda a mantener un estado de ánimo calmado y equilibrado, además, es un excelente relajante muscular, por lo que nos ayudará a combatir algunos síntomas físicos del estrés.

Controlar los estados de nerviosismo para combatir el estrés

Cómo combatir el estrés equilibrando la síntesis de melatonina

El cortisol es la hormona del estrés por excelencia. Es importante que sepas que se libera de forma natural en nuestro organismo, independientemente de que exista estrés o no, ya que es la hormona responsable de activar el organismo a medida que empieza el día, de hecho, su máxima secreción se da entre las 7 y las 9 de la mañana.

La hormona contraria al cortisol es la melatonina, que se va liberando a medida que va disminuyendo la luz solar y que es la responsable de inducir somnolencia y prepararnos para el descanso nocturno.

Si sufrimos estrés, la secreción de cortisol se ve muy aumentada y esto influye negativamente sobre la acción de la melatonina. Traduciéndolo de forma práctica: al llegar la noche seguimos bajo los efectos del cortisol y no de la melatonina.

Hay que limitar la acción del estrés sobre nuestros ritmos biológicos. Para mantener equilibrada la síntesis de melatonina es importante seguir estos hábitos:

  • Debes exponerte a la luz solar durante el día.
  • No consultes el móvil desde la cama.
  • No veas la televisión en la habitación donde duermes.
  • Intenta no tener dispositivos electrónicos cerca de tu cama.
  • Duerme con la suficiente oscuridad.

Equilibrar la melatonina para combatir el estrés

Cómo combatir el estrés con plantas adaptógenas

Entre las plantas medicinales más asombrosas se encuentran las plantas adaptógenas, cuyos efectos se vienen estudiando desde la década de los 40.

Las plantas adaptógenas se caracterizan por aumentar los mecanismos de homeostasis del organismo, que son aquellos que nos permiten mantener el equilibrio y la salud. Sus efectos se dan sobre todo el organismo y resultan muy interesantes porque aumentan la capacidad de resistencia de nuestro organismo así como la tolerancia física y mental al estrés.

De todas las plantas adaptógenas la más conocida es el ginseng o ginseng coreano, que bien puede considerarse como un tratamiento de primera línea frente al estrés. El único inconveniente es que si estamos ya sufriendo un estado de nerviosismo acusado y con insomnio, el ginseng puede llegar a agravar estas dolencias. Es por este motivo que resulta fundamental tomarlo a primera hora de la mañana.

Otra planta adaptógena que podemos utilizar para proteger a nuestro organismo de los efectos negativos del estrés es el eleuterococo. El eleuterococo también se conoce como ginseng siberiano, pero a diferencia del ginseng coreano, no existe riesgo de que produzca un mayor nerviosismo.

Plantas adaptógenas para combatir el estrés

Productos naturales para combatir el estrés

Detectar cuáles son los factores que nos están generando estrés y actuar directamente sobre ellos es sin lugar a dudas el mejor tratamiento que podemos realizar, pero esto puede llevar bastante tiempo, ¿Mientras tanto cómo ayudamos a nuestro organismo a minimizar los efectos negativos del estrés?

Algunos productos naturales pueden resultarnos de gran ayuda si los empleamos de forma adecuada y temporal hasta que podamos encontrar una solución definitiva a aquel problema que nos está ocasionando estrés crónico. A continuación podrás ver mi propia selección de productos antiestrés, deseo que te sea de gran utilidad.

Comprimidos de ginseng siberiano de Lamberts

Los comprimidos de ginseng siberiano o eleuterococo de Lamberts ejercen un efecto adaptógeno sobre nuestro organismo, aumentan la tolerancia física y psicológica al estrés, reduciendo las enfermedades asociadas a la fatiga y promoviendo la resistencia del sistema inmunológico.

Hemos elegido el eleuteroco de Lamberts porque este laboratorio trabaja con un extracto estandarizado que garantiza una concentración mínima eficaz de principios activos vegetales. Este complemento no debe utilizarse en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

El eleuterococo de Lamberts se presenta en un envase de 60 comprimidos, siendo recomendable la toma de 1 comprimido al día, preferiblemente con el desayuno.

Melatonina con magnesio y plantas medicinales de Navit Plus

Este complemento nutricional de la marca Navit Plus puede ser una excelente ayuda para tratar los síntomas asociados al estrés. De su fórmula destacamos su concentración de melatonina (que generalmente se ve mermada por los efectos del cortisol), su contenido en magnesio, un mineral imprescindible para reducir el estrés del organismo y diversas plantas relajantes que nos ayudarán a controlar el nerviosismo, como la valeriana, la melisa, la pasiflora y la tila.

Se presenta en un envase de 90 cápsulas vegetales y se recomienda la toma de una cápsula antes de ir a dormir.

Suplemento de L-Teanina de Bestmelab

Finalmente te recomiendo el suplemento de L-Teanina de Bestmelab, tanto por las propiedades medicinales de este producto como por las excelentes valoraciones que recibe por parte de sus usuarios.

La L-Teanina es un compuesto que encontramos de forma natural en el té verde, cuya acción es muy interesante ya que ejerce un efecto calmante, pero lejos de inducir el sueño, lo que permite es que estemos más concentrados y pensemos con mayor claridad. Por ello es un suplemento idóneo tanto para trabajadores como para estudiantes en épocas de exámenes, ya que les ayudará a concentrarse de la mejor forma posible y sin nervios.

Se presenta en un envase de 60 cápsulas, siendo recomendable la ingesta de 1 a 2 cápsulas al día. No es apto para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

 

Deseo que hayas comprendido que el estrés es un mecanismo totalmente necesario en numerosas situaciones, no es una enfermedad, pero lamentablemente, en la actualidad es un factor que merma nuestra salud y nuestra calidad de vida.  Ahora que sabes cómo combatir el estrés de forma natural te invito a que te tomes un momento para descansar, escuchar a tu cuerpo y corresponderle con los cuidados que necesita. 

Miriam Arana

Miriam Arana

Creadora de BioSaludEco. Para mí la salud es el medio principal que nos permite vivir en armonía. Si quieres conocer cuál es mi formación y mi experiencia pulsa el botón.

Más sobre mí
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad