La importante función de los probióticos en el tratamiento con antibióticos

Función de los probióticos

Los antibióticos son un grupo de fármacos que resultan de gran importancia para tratar eficazmente numerosas infecciones producidas por bacterias. No obstante, a pesar de su importante papel en el tratamiento médico de las enfermedades bacterianas, lo cierto es que algunos antibióticos repercuten de forma negativa sobre nuestro organismo por los efectos adversos que provocan. ¿Cómo podemos reducir los efectos adversos de los antibióticos y mantener nuestro estado de salud? Descúbrelo en este artículo, porque esto es posible gracias a la importante función de los probióticos y todos los beneficios que se asocian a su consumo.

¿Qué son los probióticos?

Para comprender la importante función de los probióticos cuando tenemos la necesidad de seguir un tratamiento antibiótico, antes conviene definir con exactitud qué son los probióticos. De esta forma después podrás comprender mejor cómo actúan en tu organismo.

Los probióticos son microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas producen beneficios para la salud. Estos microorganismos vivos son generalmente bacterias, sobre todo se emplean especies de lactobacilos y bifidobacterias, ya que son éstas las que conforman en mayor parte nuestra flora intestinal o microbiota intestinal. El mayor porcentaje de bacterias que conviven con nosotros lo encontramos en el colon.

Bacterias beneficiosas

Las bacterias que habitan de forma natural nuestra flora intestinal cumplen con importantes funciones imprescindibles para:

  • La absorción de micronutrientes.
  • El adecuado funcionamiento del sistema inmunológico.
  • La regularidad del tránsito intestinal.
  • La prevención de infecciones gastro intestinales.
  • El adecuado funcionamiento del sistema nervioso central.

Cuando el equilibrio de estas bacterias se ve interrumpido, se recomienda la adminsitración de complementos nutricionales probióticos con la finalidad de restaurar la flora intestinal, lo que resulta de gran importancia para preservar nuestra salud.

La función de los probióticos en el tratamiento con antibióticos

La función de los probióticos en el organismo se hace especialmente necesaria cuando el médico nos prescribe un tratamiento con antibióticos. ¿Por qué? Muchos antibióticos, especialmente la amoxicilina, son antibióticos de amplio espectro. Esto quiere decir que no diferencian entre bacterias buenas y malas, por lo tanto, acaban aniquilando a gran parte de las bacterias que habitan nuestro intestino.

Esto tiene un impacto muy negativo sobre nuestra salud, un impacto que podemos percibir como molestias gastrointestinales de carácter leve hasta diarreas asociadas al consumo de antibióticos y a la destrucción de nuestra flora intestinal. Cuando las bacterias que forman parte de nuestro colon son destruidas, no podemos absorber adecuadamente los micronutrientes, esto nos lleva a una depresión metabólica, que experimentamos con cansancio y fatiga.

Efectos adversos de los antibióticos

Algunas mujeres también pueden sufrir candidiasis vaginal tras tomar un tratamiento antibiótico, ya que el mismo destruye los lactobacilos presentes en la vagina.  En los casos más graves el tratamiento con fármacos antibióticos puede llevar a sufrir una infección intestinal por Clostridium difficile, que produce diarreas, náuseas e incluso colitis.

Si te preguntas cuál es la función de un probiótico en un tratamiento antibiótico, la podemos resumir de forma sencilla: evitar los efectos adversos del antibiótico sobre la flora intestinal.

Funciones de los probióticos para protegernos de los efectos adversos de los antibióticos

En nuestro intestino conviven numerosos tipos de bacterias, algunas de ellas tienen capacidad de causar infecciones, no obstante, están perfectamente controladas por los lactobacilos y bifidobacterias que habitan nuestro colon y que mantienen nuestra salud.

Cuando tomamos un antibiótico, algunas de estas bacterias con capacidad patológica pueden crecer y enfermarnos. En este caso, lo que hacen los probióticos en el intestino es adherirse a la mucosa intestinal y competir por los nutrientes con las bacterias nocivas , volviendo así a controlar su crecimiento y preservando el buen estado del sistema digestivo.

Qué hacen los probióticos en el intestino

Otro de los importantes beneficios de los probióticos es que mantienen la flora intestinal a pesar del impacto negativo del antibiótico. Por este motivo, nuestro organismo puede seguir siendo capaz de absorber y sintetizar micronutrientes como por ejemplo vitaminas del grupo B, magnesio o hierro. De esta forma, evitaremos sentir el cansancio que en muchas ocasiones se asocia al consumo de estos fármacos.

Y por último, una de las más importantes funciones de los probióticos en el tratamiento con antibióticos es evitar la diarrea que se produce como consecuencia de la destrucción de la flora intestinal. De hecho, la Sociedad Española de Microbiota, Probióticos y Prebióticos reconoce la importancia de los probióticos para evitar la diarrea asociada a antibióticos.

¿Cómo tomar los probióticos para aprovechar todos sus beneficios?

Para que los probióticos realicen adecuadamente su función de protegernos de los malos efectos de los antibióticos, deben empezar a tomarse el mismo día que iniciemos el tratamiento con el antibiótico.

Pero no podemos tomar el probiótico juntamente con el antibiótico, ya que el efecto del fármaco anularía todos los beneficios de los probióticos. Debemos separar la toma del probiótico como mínimo 2 horas respecto a la toma del antibiótico.

El complemento nutricional probiótico deberá tomarse como mínimo durante 10 días, aunque podemos alargar su administración hasta los 30 días.  Mientras dure el tratamiento con antibióticos debemos mantener la toma de probióticos, pero es recomendable seguir con los probióticos durante algunos días más aunque ya no estemos en tratamiento farmacológico, de esta forma podremos restaurar totalmente la flora intestinal.

Probióticos

¿Los probióticos tienen contraindicaciones?

No. Están elaborados con bacterias de las especies lactobacilos y bifidobacterias, y aunque en ocasiones pueden incorporar otras bacterias y levaduras, las mismas no tienen ninguna acción patogénica. Esto quiere decir que no tienen capacidad para causar ninguna enfermedad, mientras que sí son capaces de aportarnos numerosos beneficios.

Sólo resultará imprescindible consultar con el médico en el caso de personas inmunodeprimidas, ya sea por trasplantes, por enfermedades autoinmunes o por SIDA.

Lo que sí es cierto es que existen probióticos específicos para niños (menores de 3 años), que siempre serán los preferentes para administrar a los más pequeños, ya que la microbiota intestinal no se define totalmente hasta los 3 años de edad.

Probióticos que te protegen de los efectos adversos del antibiótico

Nunca sabes cuándo vas a necesitar un tratamiento antibiótico pero ahora ya sabes cuál es la importante función de los probióticos en estos casos. Desde BioSaludEco te mostramos una selección de probióticos de buena calidad que preservarán tu microbiota intestinal a pesar del impacto de los fármacos antibacterianos.

Probióticos de Solgar

Los probióticos de Solgar contienen varias cepas de bacterias  y se presentan en cápsulas aptas para veganos y libres de lácteos, gluten, soja, levadura o almidón.

Cada cápsula aporta 1500 millones de microorganismos beneficiosos para tu salud, por lo tanto, este complemento es capaz de prevenir los efectos adversos del antibiótico relacionados con la flora intestinal.

Hemos elegido el laboratorio Solgar por su amplia trayectoria, y además, debemos destacar que este producto cuenta con excelentes valoraciones por parte de los usuarios.

Probióticos de Lamberts

Hemos elegido los probióticos de Lamberts al aportar 10.000 millones de bacterias vivas por cápsula. Está elaborado con cepas de lactobacilos y bifidobacterias, siendo muy adecuado tanto para tomar frente a un tratamiento antibiótico como para mejorar nuestras defensas cuando lo necesitamos.

Se trata de un laboratorio que elabora productos de alta calidad y con las dosis necesarias para obtener los beneficios esperados.

Se recomienda la toma de 1 cápsula al día y se presenta en un envase de 60 cápsulas.

Probióticos para niños de Nutergia

Los probióticos infantiles Ergyphilus Niños están indicados desde los primeros días de vida hasta los 6 años y únicamente contienen ingredientes 100% naturales. Su composición destaca por tener tres cepas probióticas y vitamina D3.

Se presentan en un envase de 14 sobres y se recomienda la toma de 1 sobre al día, preferiblemente por la mañana y diluida en medio vasito de agua.

Ahora ya conoces cuál es la importante función de los probióticos en el caso de que necesites realizar un tratamiento con antibióticos. No dejes que tu flora intestinal se desequilibre, recuerda que más vale prevenir que curar. ¿Te ha quedado alguna duda? Puedes ponerte en contacto conmigo a través de la sección de comentarios.

Miriam Arana

Miriam Arana

Creadora de BioSaludEco. Para mí la salud es el medio principal que nos permite vivir en armonía. Si quieres conocer cuál es mi formación y mi experiencia pulsa el botón.

Más sobre mí
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad