⛔ Laxantes naturales y peligrosos

Laxantes naturales y peligrosos

Aproximadamente el  30% de la población sufre de estreñimiento crónico, lo que puede vincularse a numerosos factores como el estrés o los malos hábitos de alimentación. Frente a este síntoma muchas personas utilizan laxantes naturales, pensando que al ser sustancias de origen vegetal no pueden resultar dañinas. Nada más lejos de la realidad. En este artículo podrás descubrir cuáles son aquellos laxantes naturales y peligrosos y qué consecuencias pueden tener para tu salud.

¿Cuáles son los laxantes naturales?

Podemos definir los laxantes naturales como aquellas sustancias no medicamentosas que facilitan la evacuación de las heces.

Dependiendo del mecanismo de acción de las sustancias, podemos distinguir distintos tipos de laxantes naturales, veamos a continuación cuáles son y cómo actúan:

  • Laxantes osmóticos: Los laxantes osmóticos son aquellos capaces de aumentar la cantidad de agua presente en el intestino, hidratando las heces y favoreciendo la evacuación de las mismas.
  • Laxantes mecánicos: Estos laxantes naturales se caracterizan por ser muy ricos en fibra. Gracias a esta propiedad son capaces de aumentar el volumen de las heces, reteniendo el agua y favoreciendo el peristaltismo intestinal.
  • Laxantes estimulantes: Los laxantes estimulantes son aquellos que irritan el intestino por contacto, estimulando sus nervios y favoreciendo su movimiento. También aumentan la concentración de agua y electrolitos en el colon, aumentando la presión osmótica dentro del intestino para que se produzca la evacuación.

Laxantes naturales osmóticos

En la naturaleza encontramos mayoritariamente laxantes mecánicos, principalmente en alimentos como la ciruela, el plátano, o la cebolla, así como en algunas plantas como el llantén. Estos son sin lugar a dudas los laxantes más recomendables en caso de sufrir estreñimiento, pues no resultan agresivos ni tóxicos.

De otra parte, en la naturaleza encontramos también laxantes muy potentes, conocidos como laxantes estimulantes. Entre estos laxantes podemos encontrar el aloe vera, que ejerce dicha acción por su contenido en antraquinonas.

También es justo mencionar, que si bien el efecto del aloe vera es potente, es de los pocos laxantes estimulantes que no entraña peligro si se utiliza adecuadamente.

Como ya hemos visto al hablar de las plantas medicinales, que una sustancia sea natural nunca debe hacernos pensar que es inocua.

Los mejores laxantes naturales pueden ser muy peligrosos

Si medimos la eficacia de un laxante a través de su capacidad para hacernos evacuar las heces, podemos concluir rápidamente que los mejores laxantes naturales pueden ser muy peligrosos.

Estos laxantes pertenecen al grupo de los laxantes estimulantes, esto cuando se adminsitran en cantidades moderadas. Si estos laxantes se administran en cantidades mayores pasan a ser laxantes purgantes, que pueden ocasionar diarreas graves.

Como se recoge en la guía de práctica clínica del síndrome del intestino irritable, estos laxantes pueden tener efectos adversos importantes. Principalmente estos efectos adversos son diarrea, dolor abdominal, náuseas y vómitos.

Pero además, al ser laxantes capaces de atraer agua y electrolitos hacia el colon, pueden ocasionar pérdida de líquidos y niveles bajos de potasio y otros minerales, por lo que deben administrarse con mucha precaución en ancianos, personas en tratamiento con diuréticos o cortisona y personas con insuficiencia cardíaca.

Peligros de los laxantes naturales

Otro aspecto que debemos destacar en este punto es que estos laxantes se utilizan de forma muy irresponsable, esto muchas veces se debe a la falta de conocimiento acerca de cómo actúan estas sustancias y qué consecuencias pueden acarrearnos.

Los laxantes naturales estimulantes sólo deberían utilizarse de forma puntual y cuando otros laxantes menos agresivos han fracasado.

A pesar de ello, muchas personas toman estos laxantes de forma continua. ¿Qué sucede entonces? El intestino sólo se mueve al ser estimulado por estas sustancias, siendo estos laxantes naturales responsables en muchos casos del estreñimiento crónico. 

Además de esta dependencia intestinal, debemos tener en cuenta que estos laxantes pueden interferir en la absorción de nutrientes y de fármacos, por lo que pueden comprometer seriamente nuestra salud.

Entre los laxantes naturales y peligrosos podemos destacar la cáscara sagrada, las hojas de sen o el aceite de ricino. Es muy importante por lo tanto conocer cómo actúan y cuáles son sus principales contraindicaciones.

Contraindicaciones de la cáscara sagrada:

  • Estreñimiento crónico.
  • Embarazo.
  • Obstrucción intestinal.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Niños menores de 12 años.
  • Deshidratación.

Contraindicaciones de las hojas de sen:

  • Embarazo y lactancia.
  • Menstruación.
  • Estreñimiento crónico.
  • Enfermedades intestinales y renales.
  • Toma de medicamentos.
  • Tratamiento con cola de caballo.
  • Niños menores de 12 años.

Contraindicaciones del aceite de ricino:

  • Embarazo y lactancia.
  • Menstruación.
  • Patologías intestinales.
  • Apendicitis.
  • Niños menores de 12 años.
  • Toma de medicamentos.
  • Ancianos.

Debemos realizar alguna aclaración respecto al aceite de ricino y sus contraindicaciones. Los principios activos que contiene este aceite, los cuales son responsables de su efecto laxante, también son tóxicos.

El uso del aceite de ricino sólo debe aceptarse cuando no existen alternativas terapéuticas más seguras.  Aunque lo cierto es que estas alternativas sí que están disponibles y que actualmente no se utiliza como laxante o purgante debido a su toxicidad.

¿Cómo utilizar los laxantes naturales de forma adecuada?

Para utilizar de forma responsable estos remedios naturales lo primero que debemos hacer es revisar nuestros hábitos alimenticios en caso de sufrir estreñimiento.

Debemos incorporar de forma extraordinaria agua y fibra en la dieta, por lo que prestaremos especial atención al consumo de frutas y verduras. También es importante estimular el movimiento del intestino a través de la actividad física, realizando ejercicio de forma diaria.

Tratar de forma natural el estreñimiento

Si no podemos solucionar el estreñimiento a través de la corrección de los hábitos higiénico-dietéticos, debemos en primer lugar optar por laxantes mecánicos, como por ejemplo las semillas de Plantago Ovata, un tipo de llantén.

En el caso de que necesitemos recurrir a un laxante estimulante, utilizaremos preferentemente el aloe vera en forma de jugo, ya que si bien su acción es potente, también posee propiedades antiinflamatorias y reguladoras del tránsito intestinal.

Es muy importante tener claro que el tratamiento del estreñimiento con laxantes estimulantes debe ser puntual y no debe utilizarse en caso de sufrir estreñimiento crónico, pues solo empeoraría la situación.

¿Sabías que existen laxantes naturales y peligrosos? ¿Los has utilizado en alguna ocasión? Si quieres realizar cualquier aportación no dudes en participar a través de la sección de comentarios.

Miriam Arana

Miriam Arana

Creadora de BioSaludEco. Para mí la salud es el medio principal que nos permite vivir en armonía. Si quieres conocer cuál es mi formación y mi experiencia pulsa el botón.

Más sobre mí
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad