Propiedades del aceite esencial de lavanda

Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda es conocido por su embriagador aroma, pero más allá de esta notable característica lo cierto es que nos encontramos ante uno de los aceites esenciales con más propiedades e indicaciones para la salud.  ¿Quieres conocer cuáles son los beneficios de este potente remedio y cómo utilizarlo? Sigue leyendo para descubrir todas las propiedades del aceite esencial de lavanda.

¿Qué es el aceite esencial de lavanda o esencia de lavanda?

El aceite esencial de lavanda, comúnmente llamado también esencia de lavanda, es un compuesto natural extraído de la planta aromática de la lavanda (concretamente de la sumidad florida) a través de un proceso llamado destilación.

A pesar de su origen y composición totalmente natural, lo cierto es que el aceite esencial de lavanda es muy complejo en cuanto a su química se refiere, ya que cuenta con numerosos constituyentes, aunque como moléculas aromáticas podemos destacar el acetato de linalilo y el linalol.

Campos de lavanda

Los efectos que tiene el aceite esencial de lavanda sobre nuestro organismo son mucho más potentes que los efectos que tiene la planta medicinal, esto es debido a que el aceite esencial siempre tendrá una altísima concentración de sustancias químicas, por este motivo, con muy poca cantidad ya se pueden alcanzar los beneficios terapéuticos deseados.

Aromaterapia y lavanda

La aromaterapia es aquella parte de la terapia con plantas medicinales que utiliza específicamente los aceites esenciales que se extraen de las plantas aromáticas con la finalidad de mejorar diversas afecciones de salud, tanto físicas como emocionales.

Dentro de la aromaterapia uno de los aceites esenciales más destacados por sus amplias indicaciones y su excelente perfil de seguridad es el aceite esencial de lavanda, pudiéndose llegar a considerar incluso un básico imprescindible en nuestro botiquín natural.

Aceites esenciales y aromaterapia

No obstante, al tratarse de una sustancia aromática y volátil es normal que nos preguntemos cómo actúa el aceite esencial de lavanda, así que veamos a continuación cuáles son sus mecanismos de acción según la vía de administración empleada:

  • Vía olfatoria y sistema respiratorio: Al inhalar el aroma del aceite esencial de lavanda, sus compuestos volátiles llegan a los bronquios y de ahí hasta los alvéolos pulmonares, a través de los cuales alcanzan el torrente sanguíneo, llegando hasta tejidos y órganos y ejerciendo allí su acción.
  • Vía olfatoria y sistema límbico: Los compuestos químicos volátiles contenidos en el aceite esencial de lavanda son capaces de estimular el sistema límbico (varias estructuras cerebrales), produciendo sustancias que se transmiten de una neurona a otra y que de esta forma modifican la respuesta del sistema inmunológica así como los estados mentales.

Fragancia aceite esencial de lavanda

  • Vía tópica: Cuando la acción del aceite esencial de lavanda se da sobre la piel, ya sea porque realizamos un masaje o un baño, sus compuestos actúan no sólo sobre nuestra epidermis sino que a través de las glándulas sudoríparas y las terminaciones nerviosas acaban absorbiéndose de forma sistémica y ejerciendo su acción sobre órganos y tejidos.
  • Vía oral: La vía de administración oral no es la más recomendada para el aceite esencial de lavanda ni para ningún otro aceite esencial, ya que se trata de remedios con alta concentración de sustancias químicas. No obstante puede emplearse de forma segura y en este caso los compuestos químicos se absorberían de forma similar a como lo haría un fármaco, alcanzando el torrente sanguíneo y ejerciendo sus efectos sobre todo el organismo.

Como has podido observar, el aceite esencial de lavanda es mucho más que un simple remedio natural y así lo demuestra su uso en el ámbito de la aromaterapia científica, que bien puede utilizarse como complemento a los tratamientos de medicina convencional.

Propiedades del aceite esencial de lavanda

Este compuesto medicinal tiene numerosos beneficios para nuestra salud, ahí reside su merecida fama, así que veamos a continuación y con detalle cuáles son las propiedades del aceite esencial de lavanda:

  • Sedante: El aceite esencial de lavanda destaca por sus propiedades sedantes y calmantes por lo que al estimular el hipotálamo regula todas aquellas neurohormonas y neurotransmisores que son partícipes de los estados que cursan con excitación.
  • Antidepresivo: Esta es una propiedad menos conocida del aceite esencial de lavanda, pero también es una de las principales acciones que este remedio lleva a cabo sobre nuestro sistema nervioso al regular la liberación y captación de serotonina.

Aceite esencial de lavanda para la relajación

  • Antibiótico y antiséptico: De este aceite esencial también podemos destacar su potencial para combatir bacterias y gérmenes que puedan estar causando procesos infecciosos.
  • Cicatrizante: La esencia de lavanda es un potente regenerador cutáneo y una excelente ayuda para la cicatrización de tejidos dañados.
  • Antiespasmódico y analgésico: Otra desconocida propiedad de esta esencia es su capacidad para evitar los espasmos en la musculatura lisa (por ejemplo los retortijones intestinales) y para bloquear la percepción del dolor.
  • Hipotensor: Por sus efectos calmantes sobre el sistema nervioso la esencia de lavanda tiene una importante capacidad de disminuir la tensión arterial.

¿Cuáles son los usos del aceite esencial de lavanda?

Son muchas las propiedades que presenta la esencia de lavanda, ¿Pero en qué ocasiones está más indicada? ¿Cuándo es una buena idea utilizar este remedio natural?  A continuación exponemos aquellos usos del aceite esencial de lavanda que están más recomendados.

  • Aceite de lavanda para la cara: Por sus propiedades antisépticas el aceite esencial de lavanda puede aplicarse en el caso de acné, además, también es un buen calmante para las rojeces en el caso de sufrir cuperosis.
  • Quemaduras, llagas y úlceras: La esencia de lavanda puede utilizarse de forma tópica para cualquier problema de la piel donde se requiera un proceso de cicatrización para restaurar las defensas de este importante órgano. También es recomendable su uso en caso de psoriasis y dermatitis.
  • Problemas musculares: Este compuesto natural puede utilizarse con éxito en el caso de sufrir espasmos musculares, calambres o contracturas, siendo una buena idea emplearlo también en cualquier enfermedad que curse con inflamación de los tejidos.

Dolores musculares

  • Estrés y ansiedad: Por sus propiedades sedantes ayuda a regular los estados de excitación nerviosa, lo que no solo conlleva cambios en el estado emocional, sino que también alivia los síntomas físicos asociados al nerviosismo. Su uso durante cuatro semanas se ha demostrado útil para reducir los niveles de estrés laboral.
  • Insomnio: Este es uno de los usos más recomendables de la esencia de lavanda, ya que en muchas ocasiones basta con verter algunas gotas de este extracto sobre la almohada para lograr tener un sueño reparador.
  • Náuseas: Por su acción antiespasmódica este aceite esencial puro puede utilizarse en el caso de sufrir náuseas o espasmos digestivos.
  • Hipertensión arterial: Debe considerarse como uno de los primeros remedios naturales para la hipertensión arterial a tener en cuenta, ya que ejerce un potente efecto hipotensor.

¿Has empleado el aceite de lavanda en alguna de estas situaciones? Lo cierto es que cuando está bien indicado y se administra de forma correcta, su efecto terapéutico se produce de manera rápida ayudando a aliviar en poco tiempo los síntomas que afectan a nuestro bienestar.

Contraindicaciones del aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de espliego o lavanda,  es uno de los más seguros, no obstante, existen circunstancias muy concretas en las que está contraindicado:

  • Embarazo y lactancia: El aceite esencial no está recomendado durante el primer trimestre del embarazo e igualmente durante todo este periodo no debería ser utilizado sin supervisión médica. Durante la lactancia sus compuestos químicos pueden excretarse a través de la leche materna, por lo que está contraindicado.
  • Primera infancia: Al igual que sucede con numerosos aceites esenciales, la esencia de lavanda no debe utilizarse en niños menores de 6 años.

Embarazo e infancia

  • Personas alérgicas: Esta no es una contraindicación absoluta, pero en personas que presenten problemas de alergia siempre debe realizarse una prueba anteriormente, aplicando una gota de aceite esencial en una pequeña área de la piel.

¿Cómo utilizar el aceite esencial de lavanda?

La esencia de lavanda puede aplicarse vía tópica o bien administrarse vía oral, aunque siempre se dará preferencia a la vía tópica por su mayor seguridad.

Su administración vía oral está especialmente recomendada para tratar la hipertensión arterial y el nerviosismo. En este caso tomaremos dos gotas de aceite esencial mezcladas con aceite de oliva, azúcar o miel y dejaremos que se absorban bajo la lengua. Esta aplicación podrá repetirse hasta tres veces al día.

Si optamos por una aplicación tópica, la cual también está muy recomendada en trastornos nerviosos y obviamente en trastornos de la piel, deberemos utilizar el aceite esencial de lavanda previamente diluido en un aceite vegetal base, como por ejemplo de rosa mosqueta,  de argán o de almendras dulces.

Aceite esencial de lavanda sobre la piel

En la aplicación tópica también es posible utilizar la esencia pura, sin dilución previa, en este caso aplicaremos tres gotas de esencia de lavanda en la parte interior de las muñecas, varias veces al día si es necesario.

Si aún no has utilizado el aceite esencial de lavanda te recomendamos que incorpores este potente remedio natural a tu botiquín, ya que puedes emplearlo de forma exitosa en numerosas situaciones.

Comprar aceite esencial de lavanda

En el mercado encontramos gran variedad de aceites esenciales de lavanda así como de productos que lo contienen, no obstante, no todos estos productos presentan la misma calidad y por lo tanto tampoco ofrecen los mismos beneficios.

Como has podido observar a lo largo de este artículo, el aceite esencial de lavanda es un remedio natural imprescindible para el cuidado de nuestra salud, ya que puede ser aplicado con éxito frente a numerosas dolencias.

Desde Biosaludeco hemos querido seleccionar para ti los mejores productos, todos ellos de máxima calidad para obtener las máximas propiedades medicinales.

Aceite esencial de lavanda BIO de Pranarom

Pranarom es uno de los mejores laboratorios que trabaja el concepto de aromaterapia científica, por lo tanto, sólo ofrece aceites esenciales de alta calidad y quimiotipados, lo que garantiza una composición química estable y terapéutica.

Además se trata de un producto procedente de agricultura ecológica y 100% puro, lo que permite su administración tanto oral como tópica, además de su uso en difusor atmosférico.  El aceite esencial de lavanda de Pranarom resulta también excelente por su relación calidad-precio.

Aceite esencial de lavanda BIO de Mearome

El aceite esencial de lavanda de Mearome también se caracteriza por contar con la certificación BIO, lo que muestra un producto 100% natural y procedente de agricultura ecológica.

Este aceite esencial ha sido fabricado en Francia y también cuenta con quimiotipo, por lo tanto, este producto contiene una composición química que garantiza la obtención de todas sus propiedades medicinales.

Debido a su pureza y excelente calidad, este aceite esencial de lavanda puede utilizarse en todas sus formas de administración.

Aceite corporal relajante de lavanda Alqvimia

Los productos de Alqvimia aportan a nuestra salud los mejores recursos curativos de la naturaleza. Este laboratorio se caracteriza por concebir un producto cosmético capaz de actuar sobre nuestro organismo en su totalidad: mente, cuerpo y emociones.

Se trata de un aceite que aplicado sobre la piel no sólo relaja nuestras emociones, sino que además protege la piel, proporcionándole elasticidad y firmeza. El aceite esencial de lavanda contenido en este producto se ve potenciado por otros aceites esenciales como el de bergamota, el de limón y el de lavandín, entre otros.

Debido a su composición, el aceite corporal relajante de lavanda de Alqvimia está especialmente recomendado en casos de estrés emocional. Las personas que han probado este aceite lo definen como «una maravilla». ¿Te animas a probarlo? Desde Biosaludeco te lo recomendamos.

¿Conocías todas las propiedades del aceite esencial de lavanda? ¿Lo has utilizado en alguna ocasión? Te animamos a compartir con nosotros tus inquietudes, experiencias o sugerencias a través de la sección de comentarios. Estaremos encantados de leerte.

Miriam Arana

Miriam Arana

Creadora de BioSaludEco. Para mí la salud es el medio principal que nos permite vivir en armonía. Si quieres conocer cuál es mi formación y mi experiencia pulsa el botón.

Más sobre mí
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad