Remedios naturales para el dolor menstrual

Remedios naturales para el dolor menstrual

La menstruación no es una enfermedad, es un signo de salud en mujeres de edad fértil. A pesar de esta realidad,  muchas mujeres vivimos la menstruación con un intenso dolor que nos impide vivir con bienestar esta etapa del ciclo.  La educación menstrual es imprescindible para tratar los cólicos menstruales de una forma respetuosa con nuestro organismo, y sobre todo, es imprescindible para que seamos nosotras las que decidamos con criterio cómo queremos cuidarnos. En este artículo descubrirás cuáles son las causas de las menstruaciones dolorosas y cuáles son los remedios naturales para el dolor menstrual que más te pueden ayudar a cuidarte durante estos días.

El dolor menstrual o dismenorrea

El dolor menstrual también se conoce como dismenorrea y si bien no podemos considerarlo como normal, tampoco es un fenómeno extraño.

Cuando decimos que la dismenorrea no puede tener la consideración de normal, hacemos referencia a que ningún órgano provoca dolor al ejercer su función de forma saludable: el estómago no duele al hacer la digestión, los pulmones no duelen cuando inhalamos o exhalamos, los riñones no duelen cuando orinamos… Y así podríamos seguir con numerosos ejemplos. Este es el concepto que evocamos cuando decimos que el dolor menstrual no puede considerarse como algo normal.

Muchos artículos sobre el dolor menstrual relacionan este hecho con vivencias experimentadas por la mujer, como problemas con la sexualidad, rechazo hacia la feminidad, conflictos con la madre…etc. Desde luego este punto de vista sobre el dolor menstrual es interesante y merece nuestra atención, pero debemos tener mucha precaución al interpretar esta información. ¿El motivo? En ocasiones esta visión del dolor menstrual puede hacernos sentir culpables y esto es algo que debemos evitar.

Existen principalmente dos tipos de dolor menstrual o dismenorrea:

  • Dismenorrea primaria: Aparece con las primeras menstruaciones y no obedece a ninguna causa en concreto, se trata de los dolores que habitualmente acompañan a la menstruación.
  • Dismenorrea secundaria: Es el dolor menstrual que aparece como consecuencia de enfermedades subyacentes, como por ejemplo quistes ováricos, endometriosis o enfermedad inflamatoria pélvica.

El útero

Causas del dolor menstrual

En este artículo nos centramos en la dismenorrea primaria, que si bien no entraña riesgos, puede llegar a provocar cólicos menstruales intensos. Aquí podemos hablar de una causa clara del dolor menstrual: la liberación de prostaglandinas, sustancias que provocan inflamación.

De otra parte debes tener claro que la liberación de estas sustancias y la inflamación que ello conlleva es imprescindible. Gracias a esta inflamación se provocan las contracciones uterinas, lo que permite la menstruación, que es la expulsión vaginal del endometrio a causa de un óvulo no fecundado.

Debes saber que existen distintos grados de dismenorrea, la mayoría de las mujeres experimentan dolores leves, mientras que, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, sólo el 10% de las mujeres experimenta cólicos abdominales con retortijones, dolor lumbar, náuseas o vómitos.

¿Cuándo acudir al médico?

Si experimentas un dolor menstrual que te incapacita, con cólicos o náuseas, es importante que visites al ginecólogo para descartar cualquier enfermedad que pudiera estar ocasionando los cólicos menstruales.

De forma general sí podemos mencionar que el dolor menstrual durante la adolescencia rara vez reviste gravedad, de hecho, su intensidad suele remitir a medida que la mujer va creciendo, aproximadamente a partir de los 25 años de edad. El dolor menstrual también remite de forma natural tras haber tenido uno o más partos vaginales.

Una señal de alarma que nos debe remitir al médico de forma inmediata se da en aquellas mujeres que nunca han sufrido dolor menstrual intenso y que lo experimentan por primera vez a partir de los 30 años. En estos casos, es probable que la dismenorrea esté causada por una enfermedad.

Dolor menstrual, cuándo acudir al médico

Cómo utilizar los remedios naturales para el dolor menstrual

Las mujeres tenemos una naturaleza cíclica, una simple prueba de ello es que la menstruación es una etapa más de un proceso que es cíclico: el ciclo menstrual. A pesar de ello, nos vemos obligadas a vivir en una sociedad lineal, que no nos permite descansar cuando más lo necesitamos.

¿Por qué te digo esto? Porque el mejor tratamiento natural para el dolor menstrual sería parar, descansar y adaptar nuestro ritmo de vida al proceso que estamos viviendo. Lamentablemente, como decíamos esto no es posible en muchas ocasiones.

Pero los remedios naturales que vamos a ver en este artículo nunca deberían sustituir ciertos cuidados básicos durante tu menstruación:

  • Descansar tan pronto como haya dolor.
  • Dormir las suficientes horas.
  • Adaptar tu alimentación, reduciendo la sal, los fritos y los alimentos altamente calóricos.
  • Realizar ejercicio suave cuando el dolor menstrual disminuye.

Siempre que sea posible, debes practicar estos consejos y los remedios naturales para el dolor menstrual deben actuar como tratamiento complementario a estos hábitos saludables. Debes tener en cuenta que el dolor menstrual resulta en cierto modo reparador en muchos casos, ya que su función es hacernos parar, disminuir nuestro ritmo de vida, descansar y satisfacer así las necesidades de nuestro organismo.

Remedios naturales para el dolor menstrual

Veamos a continuación cuáles son los remedios naturales para el cólico menstrual que pueden ayudarte a cuidarte de forma más natural durante estos días. No es necesario ni recomendable que los apliques todos, te recomiendo que empieces por emplear aquellos que mejor puedan adaptarse a tus necesidades.

Algunos actúan de forma más inmediata y están más indicados por ejemplo para los calambres musculares y espasmos, otros son más útiles para ayudar a relajar tu musculatura, y otros, si bien actúan más lentamente, son muy útiles para lograr el equilibrio hormonal.

Todos ellos pueden aplicarse desde la primera menstruación, por lo tanto, si estás buscando esta información para ayudar a tu hija, debes saber que puedes utilizar estos remedios de forma totalmente segura.

Aplicación de calor local

La aplicación de calor local es un clásico en el cuidado del dolor menstrual, no nos debe extrañar, se trata de una práctica muy efectiva. El calor dilata los vasos sanguíneos, promoviendo que el útero expulse la menstruación más fácilmente y disminuyendo la inflamación.

Puedes utilizar una esterilla eléctrica, una bolsa de agua caliente o un saco térmico. Los sacos térmicos elaborados con semillas de trigo y plantas medicinales son una opción muy interesante ya que presentan propiedades extras para relajar la musculatura pélvica.

Al aplicar calor local también es útil realizar una pequeña presión sobre la zona pélvica, puedes realizarla con las manos o bien aproximando las rodillas a tu pecho.

Aplicación de calor local para el dolor menstrual

Infusión de manzanilla

Un ensayo clínico ha demostrado que la infusión de manzanilla es útil para aliviar el dolor asociado a la dismenorrea primaria.

Entre las propiedades medicinales de la manzanilla podemos destacar su acción ligeramente emenagoga, es decir, facilita las contracciones uterinas y la menstruación. También podemos destacar sus propiedades antiespasmódicas, por lo que este es uno de los primeros remedios naturales para el cólico menstrual que debemos tener en cuenta.

Es antiinflamatoria y actúa como tónico digestivo, por lo que resultará útil para tratar los síntomas digestivos que pueden asociarse a los cólicos menstruales.

Podemos tomar 3 infusiones de manzanilla al día, pero es una planta contraindicada si sufres alergia a las plantas o al polen, si tomas medicación para el insomnio o la ansiedad y también si tomas medicación anticoagulante.

Infusión de manzanilla

Infusión de valeriana

Las propiedades de la valeriana más conocidas son aquellas que nos ayudan a combatir el insomnio y el nerviosismo, pero se nos pasa por alto que la valeriana es un excelente relajante muscular.

En caso de dolor menstrual que se extiende hacia las piernas o hacia la zona lumbar, la valeriana será un remedio a tener en cuenta. Si sufrimos cólicos menstruales, esta excelente planta medicinal nos puede ayudar ya que presenta propiedades antiespasmódicas. De hecho, la valeriana ha demostrado reducir las manifestaciones de la dismenorrea.

Podemos tomar la valeriana en forma de infusión, en forma de extracto líquido o en forma de cápsulas.

Debes tener en cuenta que está contraindicada si se toman fármacos somníferos, ansiolíticos, antidepresivos o antiepilépticos.

Valeriana

Aceite de onagra

El aceite de onagra es uno de los mejores antiinflamatorios naturales. Esto se debe a que este aceite vegetal posee un contenido muy alto en Ácidos Grasos Esenciales Omega-6, los cuales poseen una importante acción antiinflamatoria.

Además, el aceite de onagra regula la síntesis de prostaglandinas, lo que también tiene efectos positivos sobre las hormonas, equilibrando su secreción durante las distintas etapas del ciclo menstrual.

Si queremos tratar de forma natural los síntomas premenstruales o el dolor menstrual, el aceite de onagra es uno de los remedios naturales que debemos tener en cuenta. Debes saber que para obtener sus beneficios debes consumirlo durante un periodo mínimo de 3 meses, por lo tanto estamos hablando de un tratamiento a largo plazo.

El aceite de onagra está contraindicado en caso de toma de medicación anticoagulante, intervención quirúrgica, epilepsia o esquizofrenia.

Perlas de onagra para el dolor menstrual

Complementos de magnesio

Si sufres de cólicos menstruales que se acompañan de calambres musculares y espasmos, el magnesio es uno de los primeros remedios naturales para el dolor menstrual que deberías probar.

Encontramos este mineral de forma natural en diversos alimentos, como las pipas de calabaza, las pipas de girasol, las almendras, las acelgas o las espinacas, entre otros. Incorporarlo a través de la alimentación es imprescindible, pero si quieres tratar el dolor menstrual necesitarás una dosis extraordinaria.

Actualmente dispones incluso de magnesio bucodispersable, lo cual es excelente, por que el mineral se absorbe a través de la mucosa bucal ejerciendo así su efecto beneficioso de forma rápida.

El magnesio disminuye la hinchazón durante el periodo menstrual, ya que estimula los riñones promoviendo la eliminación de toxinas a través de la orina. Aunque lo que más nos interesa es su función en el tejido muscular: el magnesio procura una adecuada contracción y relajación muscular, tratando de forma efectiva los calambres o rampas asociados a los cólicos menstruales.

Magnesio para el dolor menstrual

Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda es uno de los más utilizados en el ámbito de la aromaterapia, también debe considerarse un básico en el tratamiento del dolor menstrual.

Destacan de él sus propiedades antiespasmódicas y analgésicas, estando indicado en caso de calambres y espasmos musculares. Además, te ayudará a relajarte y a obtener el descanso que tanto necesitas durante estos días.

Mezcla 5 gotas de aceite esencial de lavanda con 5 gotas de aceite vegetal base y realiza un suave masaje en la parte baja de tu vientre. Puedes aplicarlo varias veces al día.

Aceite esencial de lavanda

Aceite esencial de salvia romana

La salvia es una planta medicinal imprescindible en el cuidado natural de la salud femenina, entre otras cosas, porque contiene fitoestrógenos, sustancias vegetales que nuestro cuerpo reconoce como si fueran hormonas propias.

Además de su efecto fitoestrogénico, el aceite esencial de salvia es un potente antiespasmódico, por lo que nos ayuda a calmar de forma eficaz el dolor menstrual.

Podemos tomarlo vía oral durante la menstruación, para ello mezclaremos una gota de este aceite esencial con una cucharadita de miel. Lo tomaremos dos veces al día.

También puede aplicarse de forma tópica, mezclando 5 gotas de aceite esencial de salvia con 5 gotas de aceite vegetal base y realizando un suave masaje sobre la parte baja de tu vientre. Puedes realizar varias aplicaciones al día.

Debido a su contenido en fitoestrógenos, este remedio no está recomendado si existen antecedentes de cáncer de mama hormono dependiente. 

Salvia para el dolor menstrual

Deseo que esta información sobre los remedios naturales para el dolor menstrual pueda resultarte de gran ayuda para vivir tus días de sangrado con mayor bienestar. Como mujer me siento especialmente comprometida con la salud femenina, así que por favor, si deseas realizar cualquier pregunta no dudes en ponerte en contacto conmigo, a través de los comentarios o en la sección de contacto.

Miriam Arana

Miriam Arana

Creadora de BioSaludEco. Para mí la salud es el medio principal que nos permite vivir en armonía. Si quieres conocer cuál es mi formación y mi experiencia pulsa el botón.

Más sobre mí
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad