Todo lo que necesitas saber sobre la dieta alcalina

Dieta alcalina

Desde hace ya algunos años el término “dieta alcalina” ha ganado gran popularidad, es por ello que actualmente podemos encontrar una amplia información al respecto, no obstante, este puede ser un hecho que lejos de aclararnos las bases y verdaderos potenciales de la alimentación alcalina, nos confunda aún más.  Descubre todo lo que necesitas saber sobre la dieta alcalina, sus fundamentos y sus beneficios.

¿Qué es la dieta alcalina?

Inicialmente debemos hablar de dieta alcalina y cáncer para comprender cuáles son las bases de esta alimentación, que si bien nos puede resultar novedosa, encuentra su origen en el año 1931 cuando el científico Otto Heinrich Warburg descubrió la causa primaria del cáncer, trabajo por el cual fue galardonado con el premio Nobel de medicina.

¿Y cuál es la causa primaria del cáncer? Podríamos decir de forma resumida que un estilo de vida que juega completamente en contra de nuestra fisiología (el funcionamiento normal de nuestro cuerpo), cuya consecuencia más negativa sería la acidificación del organismo, lo que nos predispone a sufrir un gran número de enfermedades, entre ellas,  el cáncer.

Escala de pH dieta alcalina

Para comprender adecuadamente los fundamentos científicos de la dieta alcalina es necesario aclarar antes el significado de los términos “ácido” y “alcalino”. Estos términos hacen referencia al pH o potencial de Hidrógeno, una propiedad de las sustancias que se mide con una escala del 0 al 14: cuando una sustancia se sitúa en un valor del 0 al 7 es ácida y cuando una sustancia se sitúa en un valor del 7 al 14 es alcalina, el valor 7 se considera pH neutro.

El efecto del pH sobre nuestro organismo

¿Pero cómo influyen estos valores en el correcto funcionamiento de nuestro organismo? Podríamos resumir la tesis del Dr. Warburg “la causa primaria y la prevención del cáncer” en los siguientes puntos:

  • El pH de la sangre se encuentra entre 7,35 y 7,45, por lo tanto, es ligeramente alcalina. Cuando consumimos alimentos alcalinos respetamos al máximo la fisiología de nuestro cuerpo y permitimos que nuestras células vivan en ambientes muy ricos en oxígeno, lo cual es incompatible con los mecanismos que llevan a una célula a convertirse en cancerígena.
  • Cuando consumimos alimentos acidificantes en exceso llevamos a cabo una alimentación anti fisiológica, esto sitúa a nuestras células en un ambiente pobre en oxígeno lo cual permite que estas se conviertan en cancerígenas. De hecho, Otto Heinrich Warburg demostró que privar a una célula del 35 % de su oxígeno durante un periodo de 48 horas podría convertirla en una célula cancerígena.

pH de la sangre

Habiendo revisado inicialmente estos fundamentos podemos concluir que la dieta alcalina es un modelo de alimentación basado en la fisiología de nuestro cuerpo y que tiene como objetivo mantener en óptimo estado el funcionamiento de nuestro organismo previniendo así los numerosos mecanismos que nos pueden llevar a desarrollar una enfermedad.

En la actualidad se habla de numerosos beneficios de la dieta alcalina, siendo un modelo de alimentación utilizado para prevenir el cáncer, para desintoxicar el cuerpo, para mantener un adecuado peso corporal e inclusive para mejorar nuestro bienestar emocional. Ante tanta información sí podemos determinar que lo cierto es que cualquier tipo de alimentación que respete los procesos fisiológicos de nuestro cuerpo va a resultar en un mejor estado de salud.

Los alimentos en la dieta alcalina

Para ofrecer una información rigurosa sobre la dieta alcalina debemos aclarar que los alimentos no tienen la capacidad de acidificar o alcalinizar directamente nuestro organismo, ya que algo tan importante como el pH de la sangre arterial cuenta con numerosos mecanismos de regulación interna y gracias a los mismos podemos deshacernos del exceso de acidez, como por ejemplo sucede cuando eliminamos ácidos a través de la orina o el sudor.

Dieta alcalina para mejorar la salud

No obstante, sí es cierto que al abusar de alimentos acidificantes durante un largo periodo de tiempo (este es el principal modelo de dieta actual) sobrecargamos estos mecanismos internos de regulación de pH lo que lleva a dañar nuestros órganos y tejidos, favoreciendo así un ambiente propicio para el desarrollo de múltiples enfermedades, no sólo cáncer, sino también artritis, artrosis, hipertensión arterial o debilidad muscular, entre otras.

La dieta alcalina consiste en consumir principalmente alimentos alcalinos y mantener así un adecuado funcionamiento de nuestro cuerpo, ¿Pero cuáles son estos alimentos? ¿Qué debemos potenciar en una dieta alcalina y qué debemos eliminar? Lo veremos de forma muy sencilla a continuación.

 Alimentos alcalinos y ácidos

Actualmente podemos encontrar una amplia información acerca de cuáles son los alimentos alcalinos y cuáles son los alimentos acidificantes, es más, podemos obtener la suficiente información al respecto cómo para no saber qué comer y perder el interés en alimentarnos de forma saludable, es por ello, que en este caso, resumiremos de forma muy efectiva cuáles son los alimentos alcalinos y ácidos.

Los alimentos alcalinos son en esencia alimentos vegetales y están constituidos principalmente por frutas, verduras, hortalizas y algunos frutos secos. Lo idóneo sería consumir la mayor parte de estos alimentos crudos o con la menor cocción posible ya que de esta forma se aprovechan mejor todos los micronutrientes, es decir, las vitaminas y los minerales.

Por el contrario, los alimentos acidificantes son principalmente aquellos alimentos animales o procedentes de animales, como la carne, el pescado, los lácteos, los embutidos… También son alimentos acidificantes los azúcares y las harinas refinadas, es decir, cualquier cereal que no sea integral. Finalmente, también cabe mencionar como grandes acidificantes el alcohol y el café.

El exceso de dulces acidifica el organismo

Es muy importante para nuestra salud tomar con cautela esta información ya que una alimentación exclusivamente basada en frutas, verduras y hortalizas no es una alimentación saludable ya que no cubre todas las necesidades de nuestro organismo.

Entonces, ¿Qué proporción de alimentos alcalinos y ácidos se debe tomar? Algunas fuentes apuntan a que los efectos curativos de la dieta alcalina se consiguen con un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos acidificantes mientras que para mantener un buen estado de salud basta con ingerir un 60% de alimentos alcalinos frente a un 40% de alimentos acidificantes.

Dieta alcalina y alimentos alcalinos

No obstante, cuando hablamos de dieta alcalina, los estudios científicos más rigurosos de los que disponemos se remontan al año 1931, por lo tanto, el efecto de estas proporciones no puede demostrarse en términos médicos. He aquí la importancia de aplicar el sentido común.

Alimentos alcalinos contra el cáncer

La dieta alcalina es una de las más útiles herramientas para la prevención del cáncer, no obstante, es una irresponsabilidad afirmar que los alimentos alcalinos o el agua con bicarbonato y limón (una bebida altamente alcalina)  son una cura para el cáncer, en cualquier caso, sí podemos afirmar que una alimentación saludable supone un apoyo importante para el control de cualquier enfermedad.

Algunos alimentos como las verduras crucíferas o verduras de invierno sí han demostrado tener un efecto protector frente a algunos tipos de cáncer cuando se mastican crudas, pero en este caso estamos hablando de prevención y no de curación.

Verduras crucíferas contra el cáncer

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta cuando hablamos de alimentación alcalina y cáncer son las necesidades del paciente, quién en numerosos casos requiere una importante ingesta de proteínas para mantener una adecuada masa muscular, algo que es muy difícil de compaginar con una dieta exclusivamente alcalina.

Una excelente forma de incorporar a la dieta los alimentos alcalinos contra el cáncer son los jugos elaborados con fruta y vegetales, ya que son muy fáciles de tomar y aportan una gran parte de las vitaminas y minerales que se necesitan diariamente.

Jugos de frutas y verduras para la dieta alcalina

Podemos concluir que la alimentación alcalina llevada a cabo con conciencia y de forma equilibrada es una gran aliada para disfrutar de un buen estado de salud, no obstante, no puede ser entendida como una solución para cualquier enfermedad.

¿Y tú qué opinas? Si quieres realizar cualquier aportación, sugerencia o comunicar tus dudas e inquietudes, no dudes en hacerlo utilizando la sección de comentarios.

Miriam Arana

Miriam Arana

Creadora de BioSaludEco. Para mí la salud es el medio principal que nos permite vivir en armonía. Si quieres conocer cuál es mi formación y mi experiencia pulsa el botón.

Más sobre mí
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad